Números anteriores

CARTOGRAFÍAS / No. 57


 

Cartografías

 
Abolir la estática


Planos para una ciudad que no existe reúne el trabajo de poetas de Hispanoamérica cuya obra es inédita en México. Propone un recorrido por distintas propuestas y voces de esa tradición de tradiciones que es la poesía en castellano. Son los trazos y las líneas de un grupo de mujeres y hombres que construyen el esplendor y las ruinas de uno de los futuros posibles.

La poesía de Urayoán Noel representa un desajuste, una voracidad sonora, gráfica, semántica y contextual del idioma. En ella se almacena, se combina y se problematiza la tensión expresiva de un lenguaje en crisis (la situación política de Puerto Rico, las posibilidades formales de un texto,  la producción poética a través de los nuevos medios electrónicos). En esta ocasión, Jorge Posada ha reunido poemas de los libros Las flores del mall, Kool Logic, Boringkén, Hi-Density Politics, Los días porosos, Enunciador y Buzzing Hemisphere en esta muestra descargable en PDF bajo el nombre Abolir la estática.



Urayoán Noel

Descargar PDF aquí


  De Las flores del mall*
 
 

Abre el ojo
Canción del falso back-to-school
Así suenan las trompetas
Muerte en venérea
Ciudadana macramé
 



Abre el ojo

             Si me gustase lo que viese
             entre casa y cama,
             si se me diera el guiso
             el adelgazo la mudanza,
             fin a la venta de enseres defectuosos
             silenciando bajo el último barril
             de tuercas y cumplidos
             -monólogo del reino interior
             -quién me habla?

             cómo se abre la alfombra progreso?
             despacio sin nervios
             que ruedaruedarueda
             por parcelas
             polvorientas la
             hora de deshilar barbas
             grapar cráneos
             hacer listas fiestas
             siestas

             si me gustase lo que viese
             entre casa y cama
entre trazo y cuerpo-
    verbena sin toldo
    vendimia torrencial
sólo una prueba
un anuncio grabado
en gran camisón de remedios…
y después el tedio.



Canción del falso back-to-school

           O-ye  Ne-Ná!
           O-ye  Ne-Ná!
           Adónde ganga vendá?
           Adónde?

           Vedlo aquí vendido.
           O,  no!
           Todo está vendido.
           O, no!
           Quién lo habrá vendido?
           Banana Republic ha sido.
           Ya no hay lo que pido.
           O, no!
           Todo está vendido.

           Ejpero que ahora lo vea en la vitrina,
           ejpero que ahora es que esté en especial,
           ejpero que ahora halle ganga- pachanga!
           Lo compro con prisa con MajterCar’.

           Y en Gap Kids diviso el guiso más recio-
           chequera, chékere, chévere, chic-
venga gran ganga  y a poco precio,
puñado de pesos que suena: fric-fric.

Me escurro entre tiendas como paramecio
(farmacias, de discos, zapatos, boutiques)
Uf! …vaho, asfixia de mil grados Ce’sio,
la rumba de ventas retumba: fric-fric.
En busca de gangas le doy golpe recio,
catimba, bimbazo a la bemba del necio
que intenta tumbarme mi bata Batik.
Gorda la ganga y a poco precio:
chequera, chékere, chévere, chic.

Contenta con tantas mis compras, teniendo
constancia del tiempo en las tiendas,
con tetas cubiertas de telas Contempo,
contemplo mis libros, mis trajes, mis prendas.

Hasta que la cajera sonriente
envenena mi afán con zozobra,
desenvaina su lengua serpiente-
qué víbora, la que me cobra!

           Al tío Sam va mi ofrenda
           pero la cajera hace caras,
           se hace cara mi ganga tremenda:
           “La venta se acabó hace una semana.”

           Tío Sam, dios del número primo
           que colmas de verde mi azabache,
           como gongo en mojigangas gimo
           las siglas de tus siglos: “ATH”

           Tío Sam, tu rebaja es de alto rango,
           mi pecho retumba en tu rumba: tam-tam!
           Sabio sapo, gateo en tu verde fango,
           regateo en tu grandeza, Tío Sam.

           Mas pero no obstante y sin embargo,
           se ennegrece mi alma bitumul,
           mi wallet se huele un cruel letargo:
           comienza el baquiné del back-to-school.

           Cantan bancarrota los coquíes,
           la ganga agoniza en changa o,
           cargan el cadáver maniquíes
           de vitrinas de una venta que expiró.
Bongó de liquidación liquidada,
venta aventada- o,  mi ganga se me zafa-
rebaja bajada, su vida bajada
y rebajada hasta la fosa de la estafa.

Tío Sam de gordas gangas, te idolatro
una vez que con estrés mi tres afinco,
de diez en diez fanfarrias va mi cuatro,
2 x 1  no cabe en  100 x 35!

Dejé a la Cocoroca a cargo en casa;
sin riendas vago en tiendas todo el día,
mil razas se desplazan por la terraza e Plaza:
tuntún- montón de pizza y gritería…

Ahora compramos ropa cara
con la tarjeta American E’pré.
Ahora compramos ropa cara
con la E’pré, con la E’pré:
harpa eólica de plástico,
ebrio junjún fantástico
o puñado de pesos que suena: fric-fric,
chequera, chékere, chévere, chic.

           O-ye  Ne-Ná!
           O-ye  Ne-Ná!
           Adónde la ganga cool?
           Adónde?
           Adónde mi back-to-school?
           Adónde!




Así suenan las trompetas

Así suenan las trompetas
de mi tierra tropical
Daniel Santos


1-   Luz amarilla? Yo sigo!
Yo sigo sonando claxon:
la autopista es Michael Jackson,
yo soy rey del vitiligo.
Yo acelero, en fin, me obligo
a cuadrar hasta el final,
tanta alarma y sin bozal,
bocinas de bicicletas,
 Así suenan las trompetas
de mi tierra tropical.



            2-   La chocita de jenjibre,
            par de pieses de perímetro,
            a fuerza e nueve milímetro
            y treintiocho e calibre
            no hay manera que no vibre;
            se derrumba, es natural,
            la tumba un golpe marcial,
            mil explosiones escuetas…
            Así suenan las trompetas
            de mi tierra tropical.

            3-   Dicen que misa es diatriba
            sobre un Dios que no se siente
            mas un día bebí en su fuente
            siempre cebá de aguaviva;
            se me escuchará allá arriba
            entre el coro celestial,
            tanto santo festival,
            convulsión de panderetas?
            Así suenan las trompetas
            de mi tierra tropical.


4-   Mil caballeros avaros
de suntuosos palafrenes
prometen villas y trenes:
Hay paros? Hacen reparos!
Los descaros salen caros
del jardín primaveral,
piso las flores del mal(l),
crujen mil hojitas prietas…
Así suenan las trompetas
de mi tierra tropical.


5-   Con burdos versos sentencio
el extravagante cutis
de mi terruño (alias “mutis”:
isla condená al silencio).
Entre estrofas evidencio
los remates al detal
en este Walmart de sal:
Hay especial? Cash? Tarjetas?
Así suenan las trompetas
de mi tierra tropical.



            6-   Si mi islita es una china
            yo he de esprimirle el esplín,
            cual tecla de clavesín,
            carrusel, vieja machina;
            y si aun así rechina
            en voltereta espiral,
            me lanzo en salto mortal
            ante las roncas cornetas:
            Así suenan las trompetas
            de mi tierra tropical.



Muerte en venérea

            1-   Cuando yo chamaco
            todo era sencillo:
            la jeva, el polvillo,
            brindis del bellaco.
            Hoy con tanto caco
            y marica y la histeria
            la cosa está seria
            ¡Saludos letales!
            Te mando postales
            de muerte en venérea.

            2-   Ojos de azabache,
            venenosas sierpes,
            cascabel del herpes,
            lengua VIH…
            amor es escrache
            es escloche de arteria
            de virus bacteria
            chancros genitales…
            Te mando postales
            de muerte en venérea.

3-   Unos thomas mann
otros toman menos
pero hasta los buenos
sus palos se dan,
cuneteando van
de jolgorio en feria,
penetran materia,
cosen sin dedales:
Te mando postales
de muerte en venérea.

4-   Si es intra-uterino
mis bríos se acoplan:
la píldora, el Norplan’,
diafragma? Divino!
Condón? Femenino!
Mujer es etérea.
Condón es miseria.
Seif sex? Pa las yales!
Te mando postales
de muerte en venérea.



            5-   En el aeropuerto
            y que Krishnas con calva
            new age Cristo salva
            (qué pena que ha muerto!).
            Yo no. Yo despierto
            de mi huida aérea
            en Tonga, en Nigeria,
            mujeres tribales!

            Quemé mis postales
de muerte en venérea




Ciudadana macramé

(a Nancy Nelson, visionaria del infomercial)

Amame así,
fatal, cosmopolita,
universal, inmensa, única, sola
y todas; misteriosa y erudita:
ámame mar y nube, espuma y ola.

Rubén Darío


1-   Cuando en las madrugás de asfixia y éter
Invades mi home theatre y pincelas
Mi living con las locas lentejuelas
Malvas y azul turquesa de tu suéter,
Se trueca mi chanza de mala en better:
Me ofreces prieto esprei pa la calvita,
Fruta deshidratá, flora marchita…
Y ungido en el lodo de tus despojos
Imploro en tus tiesos kaleidosojos,
Amame así, fatal, cosmopolita.



            2-   En fútil retahíla de aspavientos
            Piquetean puñialzados los huelguistas.
            Yo no. Yo espero en casa a que tú vistas
            Mi insomnio con tus cómicos inventos;
            Y en el grado cero del 1-800…
            Te revelas cual lúgubre amapola
            Eternizada en rollos de Rahola;
            Tras risa maníaca y tez anémica
            Le vendes al fiel tu gran polémica 
            Universal, inmensa, única, sola.

            3-   ¡Ay del que te profana en burdos prólogos
            Con ollas non-stick, Viagra y Fataché
            No desarreglará tu macramé-
            La fe y la noche han sido tus antólogos,
            Oh, teleamiga de los astrólogos!
            Mi situación secreta queda escrita
            En los hilachos de tu camisita
            De ositos de peluche y medias lunas;
            Embalsamas de azar noches ningunas
            Y todas; misteriosa y erudita.



4-   Mi infinita paciencia de carjacker
No renunciará a tus locos tics ni a tus
Suaves senos de soberano estatus
Que incitan mi vértigo de backpacker.
Seré más bien un Mari Bras esláquer
Que desde su futón todo controla
Y que, cual capitán de barcarola
En febril forcejeo día a día,
Reclama tu sensual ciudadanía:
Amame mar y nube, espuma y ola.

De Kool Logic

 


* Las flores del mall, Ediciones Alamala.


Urayoán Noel. Poeta, performero y traductor puertorriqueño radicado en Nueva York desde 1999. Ha publicado los poemarios Los días porosos (Catafixia, 2012), Hi-Density Politics (BlazeVOX, 2010), Boringkén (Callejón, 2008), Kool Logic/La lógica kool (Bilingual Press, 2005) y el libro-objeto Las flores del mall (libro-objeto), (Alamala, 2003). Tradujo la plaquette Belleza y Felicidad (Belladona Books, 2005) y grabó, junto con el compositor Monxo López, el DVD de performance Kool Logic Sessions (Bilingual Press, 2005). Actualmente prepara un libro sobre poesía nuyorican y una serie de performances e instalaciones de sus poemas para BlackBerry. Su obra figura en numerosas antologías en Puerto Rico, así como en Malditos latinos, malditos sudacas. Poesía hispanoamericana made in USA (El Billar de Lucrecia, 2009) y The Wind Shifts: New Latino Poetry (University of Arizona Press, 2007), entre otras. Miembro de la junta editorial de las revistas Mandorla y Barzakh, es profesor de literatura y escritura creativa en SUNY-Albany. Véase <www.urayoannoel.com>