Números anteriores

EDITORIAL / No. 61

Para abrir esta entrega 61 de Punto en Línea tenemos, en la sección Cartografías, la particular voz de Miriam Reyes: Mamá, no quiero que mis hijos coman tierra es una selección atinada que deviene experiencia casi corporal, pues en la obra de la poeta española colindan (diría que se confunden) el cuerpo con la lengua o la lengua con el cuerpo. Continuando con la poesía, presentamos el trabajo de C.L. Andrada: una expresión contenida que se emparenta, por momentos, con las gramáticas corporales de las que venimos hablando; asimismo, Małgorzata Leksander nos ofrece, casi a manera de fotografía, ”Alguien que felleció”, breve poema en prosa de contundentes imágenes. Para cerrar la sección está Juan Francisco H. Herrerías quien nos propone un par de poemas: dos versiones (visiones) del Astro Rey.

En “Trece años”, cuento que abre el conjunto de narrativa de la presente entrega, José Luis Aguirre nos cuenta un suceso cotidiano pero no por ello exento de dramatismo: el enfrentamiento de un niño con un hecho inamovible y total: la muerte de su padre y sus secuelas; en esta ocasión también presentamos un texto que obtuvo Mención Honorífica en el concurso 46 de Punto de Partida: “La albacea”, obra de Alejandro Espinosa Fuentes, pieza que narra las vicisitudes por las que atraviesa una pareja de escritoras para publicar la novela de su hermano muerto. Finaliza la sección otra obra galardonada, ésta con el premio de Cuento del 6° Concurso de Creación Literaria de la Facultad de Química de la UNAM, “La lanza de Cuauhtémoc”, divertida e inteligente pieza de tintes detectivescos debida al teclado de Antonio Trejo Galicia.

Por otro lado, Aldo Rosales nos comparte “Común denominador”, la precisa crónica de un viacrucis que ocurre frente a nuestros ojos pero pocos ven: el trayecto y las dificultades que enfrentan los migrantes centroamericanos en la zona de la Cuenca de México en su ruta hacia los Estados Unidos.

En la sección Atalante, a cargo de Rodrigo Martínez, nos encontramos con un certero análisis de Youth (Juventud), la cinta más reciente de Paolo Sorrentino. En ella, la coincidencia de dos artistas veteranos con un joven actor en un hotel transalpino refleja una profunda búsqueda de sentido por sus respectivas disciplinas a través de la confluencia en equilibro de la vejez y la juventud de los personajes, hallando, quizá sin proponérselo, motivos para seguir adelante.

Continuando con el cine, en este número encontraremos también “Espiral de degradación”, una reseña realizada por Alma Aguilar Funes sobre la cinta Klip, opera prima de la realizadora serbia Maja Miloš, la cual presenta el camino en descenso que Jasna, la protagonista, decide tomar como evasión luego de descubrir que su padre sufre una enfermedad mortal.

Y este número lo cerramos con Nagara, sección a cargo del poeta Jorge Posada, donde encontraremos una reflexión a través del empalme de orbes culturales: la intersección de imágenes y versos en torno al pasado de una nación hermana: la República de Chile.

Sin más, les deseamos que disfruten la lectura.

La redacción