Números anteriores

CUENTO/ No. 62-63

Caldo de gallina



Jesús Manuel Torres Medina

 



−¿Tú las matas?

−Sí, en lo que mi mamá va al mercado aprovecho pa´ darles cuello. A ella no le gusta verlas morir.

−¿Qué sientes?

−¿De qué?

−Cuando las matas.

−Te lo voy a decir nomás porque eres mi cuate. Siento placer.

La mamá de mi amigo Pepe hacía los mejores caldos de gallina del mundo. Bueno, tal vez no del mundo, pero sí de toda la colonia. Siempre me pregunté por qué la señora no los vendía, se hubiera hecho rica luego luego. Varias veces fui a comer con ellos. En una ocasión le pregunté a Pepe por el secreto de los caldos.

−Yo las compro vivas en el mercado de Sonora, las pongo en el gallinero de la azotea y les doy su maíz pa´ que engorden. Lo demás es cosa de mi mamá.

−Ya coman o se les va a enfriar el caldo.

−A él no le gusta lo caliente, ma.

−¿De veras?

−Sí, señora, tengo la lengua muy sensible.

−Dice que lo único que le gusta caliente son las mujeres.

−¡Pepe! Respeta a tu amigo y respétame a mí.

−Ta´ bien, ma.

Pasaron varios días hasta que me encontré a la señora en el mercado y me invitó a comer su famoso caldo. Por supuesto que acepté y hasta le cargué la canasta. Llegamos y Pepe no estaba en la casa. Buscamos en el patio, en la cocina, en su cuarto y nada. “Ha de estar en la azotea”. La seño le iba a gritar cuando escuchamos un fuerte cacareo. Subimos a la azotea y ahí estaba Pepe con los pantalones abajo, la gallina ensartada entre sus piernas con la cabeza colgando, las manos de Pepe llenas de plumas y sus ojos cerrados de placer.



 

Más cuentos aquí...


Ilustraciones:
Josh Klute www.freeimages.com


Jesús Manuel Torres Medina (Ciudad de México). Estudió la licenciatura en Creación Literaria en la UACM. Es autor del libro de cuentos Sobras completas, Miscelánea LiteMEraria (Edición de autor, 2013) y de la novela corta Vende caro tu amor (Edición de autor, 2015), cuyas versiones digitales están a la venta en el portal de Amazon. Ha colaborado en las revistas digitales Letras raras, A rostro oculto, Literatta, A buen puerto, Delirium tremens, Liberpopullum, Nocturnario, Libélula nocturna y Letramía. Fue incluido en la antología Quentum, viaje a través de la fantasía (Colección El Zócalo, 2010), preparada por Teresa Dey para la UACM. El presente cuento forma parte de su segundo libro, Risa negra, de próxima aparición.