Números anteriores

No. 10/POESÍA

 
Poemas


René Morales



De la importancia de la sangre en el reconocimiento de ciertas especies

Recuérdame como la peor de las bestias.
Como un asesino que se sentaba a comer contigo
sin haberse lavado las manos.

Recuérdame por un miércoles cualquiera.

No tiene importancia.

Yo te seguiré reconociendo por la sangre



El último deseo del perro

Queridas mías a quienes amé como santas.
sólo les pido un par de cosas.

Al morir no llamen a un sacerdote
ni dejen que nadie se me  acerque
por favor, no embarren mi cuerpo con unciones de rosas.

Simplemente lamed mi cuerpo a la altura de las costillas
y después escupidme en la boca.
Me daré por bien servido.



Cordero

A Benjamín Morales

Descansa cordero que es más fresco y verde
el pasto en el sueño.



Pájaros negros

Dulces bestias de las cuales he olvidado sus nombres
y que sorprendo a todas horas en todos lados.
Cantad como en el primer día
que su canto dulce como un mango enorme
se pudre pronto en el ambiente y nos recuerda que
no hay nada en mundo que no sea corruptible.



Del libro de la saliva

*
La piel de una burbuja es siempre un milagro.
Es idéntica a la de un reptil transparente que muere al final de un sueño.



*
Una burbuja a la mitad de la saliva es la mejor metáfora de la vitalidad
es como un moribundo que intenta tomar un poco más de aire antes de ser
besado por la muerte.


René Morales Hernández (Ocozocoautla de Espinosa, Chiapas, 1981) es licenciado en Lengua y Literaturas Hispánicas por la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha publicado en las revistas Solario, Viento en Vela, Lenguaraz, Shampoo, Punto de partida y Alforja, así como en los periódicos Diario de Chiapas y El Universal. Es coautor de los libros Tentación de decir (UNAM, 2002) y Espacio en disidencia (Praxis-Velamen, 2005).