Números anteriores

No. 17/POESÍA


 
Dos poemas


Wladimir Zambrano


0

También una hoja en blanco es el resumen de todo lo dicho.
La división dentro de la uniformidad de todas las respiraciones. 
Civilización
Resultado de otra victoria para los ácaros
que reparten sus bloques invisibles a través de mis libros
bajo la cama
entre las aspas del ventilador en la corriente
de antigüedad que sube  por la nariz del diablo ebrio,
tosco y releído,
blindado en la memoria que recorre  los viñedos
que no conoció porque en su país sólo bebía
cosas de suelos extraños o falsificadas en la imprenta,
cosas de suelos nacionales que también lo llevaban al extremo
enfermamente valioso para entender los viajes
su inicio
su final. 
También una hoja es paso largo, 
     pero nuevo.
Días donde el agua se calma
para empujar las olas desde adentro.
Repitiéndose.  Repitiéndose.  Repitiéndose
Como estigmas en las manos alrededor de los pies en las formas nuevas
como estigmas antropomorfos en la frente de agua y la lanza
definitivamente fría al final de los riñones
donde Embriaguez muda lentamente hacia la muerte 
También una hoja es un mapa de constelaciones
la clave inscrita de estrellas sobre sus paredes neutrales
con fragmentos de llaves de países tan distintos
que toda la vida del sueño quedaría gastada.
La consecución. El ordenamiento de la córnea debajo de la tela
debajo del puñal.
La división. Dos cuerpos que provienen del mismo cuerpo,
diferentes únicamente por la forma de llegar al suelo
      (las olas,
      los días,
     igual ese cofre de ángeles y muertos
     igual todos los monstruos ,     los cuerpos
     igual todos los fantasmas   que me espantaban los sueños).




Día V
(Lectura)

Los compañeros hablan de su teatro de corazones
y en cada uno de sus personajes encuentro los míos deformados.  
Escenografías
que recorren los mismos recuerdos como si fueran mis manos
rojas-blanqui-negras en el vestido cortado
por las criollas tijeras del Mr. Hyde
al final de la boca releyendo cerveza BRAHMA en la niebla de la boca
en ojos de perro azul
sirviendo de compañía para tu boca
y tu boca
y tu boca al final de estas habitaciones que pretendo incendiar.  
Los compañeros hablan de su teatro de corazones
y en cada uno de sus personajes encuentro los míos mutilados;
regresando de una guerra
sin brazos   sin piernas,
vivos en el abrazo a la imposibilidad de separarnos
trazándonos como un ideograma en la sábana de los primeros días. 
Relación simbiótica. Enferma.
Descubrimiento y asombro del motor en la cabeza y en el tacto
volviéndose un cartógrafo de humedades futuras
paradas como un niño inquieto ante el amanecer de tus piernas
Paradas como payasos y manos que tiemblan.
Paradas como días y noches para vendarse los ojos.  
Paradas ante Madres postizas
e Hijas alumnas confundidas por el ego. 
Escuchar  los compañeros en la embriaguez
es abrir un compartimento de la noche para que respire la noche.
Cerrar el continente de las pastillas de incertidumbre  tomadas a dosis diarias
En las cartas
     mails
comments
Fragmentos de espejo diluyendo la pantalla
celulares vibrando en el insomnio de los nombres
escritos con amor
que a veces tienen como objetivo destruir otro amor 
(aprendiendo) 
en la capacidad de resolver infinitos rostros sin que nadie lo sepa
como una treta    como un juego
como un juramento que es válido si se mueven  las manos
sobre los planos de los infinitos planos midiéndose en la carne… 
¿A cuántas les puedo escribir yo al mismo tiempo?
¿A cuántos les puede escribir ella al mismo tiempo?
Es imposible determinar el marcador


Wladimir Zambrano (Guayaquil, 1984) es poeta, artista visual y docente. Fundador de Puerto Guerrilla (Tácticas de intervención literaria), colectivo que tiene como fin renovar el formato de las lecturas poéticas así como su inserción en la esfera urbana. Es licenciado en Comunicación Social y escribe en la revista electrónica Casa de las Iguanas. Ha participado en recitales poéticos dentro y fuera del país. Los mas recientes son el III Encuentro Latinoamericano de Poesía Actual Poquita Fe Santiago de Chile 2008 y La Fiesta de la Poesía 2009 organizada por la Alianza Francesa de Guayaquil.