Números anteriores

No. 26/TRADUCCIÓN


 
Dos poemas de Brian Patten*



Traducción de Óscar Muciño

 

LA CANCIÓN
Ave canción viaja a través de jardines, me alcanza.
Sin razón alguna la atrapo entre mis manos.
Alguna vez te la habría enviado
enterrada en algún lugar en ciudades
donde la fama y la obscuridad importan
donde los sueños son devorados con el desayuno.

Pero sabiendo que nada puedo hacer sino repetir en términos humanos
esas verdades que hemos hecho intratables
abro mis manos
dejo de nuevo libre la canción.
Tus oídos podrían hallarla; tus ojos atrapar sus fuentes
entre jardines y muros.

Ahora estoy tan desquiciado como para creer
que en otro sitio la canción continúa
afectando vidas igual que a la mía.
Es presunción ofrecer como únicas las cosas
que tenemos en común; como corriente el corazón
que sin tocarla o desear tenerla
deja la canción anidar en él.




NO HAY TAXIS LIBRES
Es malo no saber dónde ir.

Usas las calles como un abrigo
Casas seguras que son amigas, casas
que puedes visitar poco tiempo.
Viejos amantes rondan en los portones; tras las ventanas
las mujeres envejecieron. Los descuidos florecen.

Has rechazado numerosas invitaciones,
dejado teléfonos sin contestar, dicho “No”
a los pocos que te necesitan.
Varado en una isla de tus invenciones
has arrojado mensajes, nostalgias.

Qué inútil es saber que donde quieres ir
no es ningún lugar concreto.
Los trenes no te llevarán ahí,
los autobuses rojos pasan ligeros sin detenerse

No hay taxis libres.



THE SONG
Bird song travels through gardens and reaches me
for no particular reason I scoop up the song.
once I would have sent it you
buried somewhere in cities
where fame and obscurities matter
where dreams are eaten with breakfast.

But knowing  I can do nothing  but repeat in human terms
those truths we ourselves have made unworkable
I open my hands
let the song free again.
You ear might find it. You eyes traps it source
Between gardens and walls,

Now I am lunatic enough to believe
elsewhere the songs continues
affects live as equally as mine.
Presumptuous to offer as unique those things
we own in common; yet how common the heart
that without touching or wishing to own it,
lets the song nest there.

De Notes to the hurrying man (1969)






NO TAXIS AVAILABLE
It’s awful not knowing where to go

You wear the streets like an overcoat.
Certain houses are friends, certain houses
can no longer be visited.
Old love-affairs lurk in doorways, behind windows
women grow older. Neglection blossoms.

You have turned down numerous invitations,
left the telephones unanswered, said  “No”
to the few that needed you.
Stranded on an island of your own invention,
you have thrown out messages, longings.

How useless it is knowing that where you want to go
is nowhere concrete.
The trains will not take you there,
the red buses glide past without stopping,

No taxis are available.

De The unreliable nightingale  (1973)

 


Más traducciones aquí...


Brian Patten (1946, Liverpool) abandonó los estudios a los 15 años. Formó parte del grupo The Mersey Sound (1967) junto a Adrian Henri y Roger McGough. Ha publicado, entre otros, los libros: Little Johnny’s Confession (1967), The irrelevant song (1971), Jumping Mouse (1972) y Storm Damage (1988).

Óscar Muciño (Ecatepec, Estado de México, 1984) estudió Lengua y Literaturas Hispánicas en la FES Acatlán. Ha publicado en  medios impresos y electrónicos. Fue Incluido en la antología 40 barcos de Guerra. Forma parte del Consejo Directivo de la revista electrónica Dédalus www.revistadedalus.com