Números anteriores

No. 26/EDITORIAL 




Como el lector habrá podido constatar a lo largo de los más de dos años de vida de Punto en línea, una de las preocupaciones de nuestro proyecto ha sido encontrar correspondencia entre las diferentes propuestas literarias actuales, no sólo del territorio mexicano sino también del extranjero. Lo mismo hemos publicado en nuestras páginas a autores mexicanos que a cuentistas ecuatorianos, dominicanos o españoles, y poetas caribeños, conosureños, centroamericanos o ibéricos, pasando por ensayistas peruanos y puertorriqueños. En ese mismo ánimo, incluimos ahora en la sección de poesía la desgarradora lírica del colombiano Simón Heano quien, en “Los restos del humo”, nos entrega sus versos desbordantes y sinuosos, ricos en expresividad. También aparece una selección de poemas del libro Quilombario, del argentino Eduardo Espósito: textos cercanos a la estética pop que echan mano de mitos modernos a manera de crítica y mofa. Cierra está sección “Los pájaros gigantes”, del mexicano avecindado en Londres Moisés Vaca, excelente ejercicio de prosa poética pletórica de imágenes sugerentes.

En narrativa contamos con la inclusión de dos subgéneros: cuento y cuento breve. En el primer rubro, el ecuatoriano Andrés Cadena nos presenta una obra de tono sosegado sobre la paternidad frustrada y algunos de sus métodos de escape; el uruguayo Horacio Cavallo nos brinda “Cenizas”, una fantástica y creativa versión de la asimilación de la muerte en una sociedad utópica; Marcos Espinosa entrega “Dos opciones”, relato donde la anécdota es sólo un pretexto para explorar los diferentes derroteros que podría ofrecer un texto literario. En ese mismo tono se encuentra el cuento breve “Historia de un fingidor de historias” en el cual su autor, Federico Jiménez, se pregunta sobre la incidencia de una inteligencia mayor en el curso de nuestras vidas. En un sesgo más lúdico están “Manual de instrucciones para adolescentes” y “Por un llavero, una cagada y unas cervezas”. En el primero, Diego Arellano propone un juego muy ad hoc para jóvenes, es decir, la exploración corporal. En el segundo, Tania Fernández aborda el enfrentamiento clásico Eros-Tánatos desde la fluidez que ofrece el desenfado y la sencillez narrativa.

En esta ocasión, en el rubro de ensayo, Adrián Soto presenta un acercamiento minucioso y sesudo a la figura de la montaña como territorio sagrado para los poetas románticos alemanes, los cuales recogen una tradición de suyo añeja para tamizarla y verterla en cánones modernos. Así mismo, Rodrigo Martínez analiza en su sección de cine Un profeta, del director francés Jacques Audiard, cinta sobre las vicisitudes de un joven de origen árabe que es arrestado por un delito menor y condenado a volverse un asesino para salvar su vida dentro de la prisión.

Las reseñas de este número: en “Ideario político de Alfonso Reyes” Marcos Daniel Aguilar nos invita a adentrarnos en Alfonso Reyes en los albores del Estado nuevo brasileño (1930-1936), de Alfredo Enríquez Perea, para asomarnos a una faceta muy poco estudiada del regiomontano. Joaquín Guillén Márquez nos sugiere la lectura de A pie, de Luigi Amara, verdadera caminata poética por diversos rincones de la Ciudad de México.

En la presente entrega, como en la inmediatamente anterior, contamos con traducciones de Óscar Muciño. En esta ocasión nos presenta su versión de la poesía del inglés Brian Patten, poeta autodidacta que a muy temprana edad encontró su vocación y dejó todo por ella. Martha Celis nos ofrece “Mi hermano muerto llega a América”, su versión del cuento del escritor de origen ucraniano Alexander Godin, desaparecido misteriosamente.

En gráfica contamos con la afortunada participación de Arturo Castro quien, mediante intervenciones fotográficas, en “Huehues: Pasión ilimitada”, nos ofrece un acercamiento a un rito ancestral de la región huasteca que más que conmemorar la muerte la celebra bailando.
La Redacción