Números anteriores

No. 27/EDITORIAL 




Además de las conmemoraciones patrias mexicanas ―bicentenario de la independencia y  centenario de la revolución―, este septiembre se festejan los cien años de vida de nuestra Universidad Nacional, efeméride por demás grata no sólo para quienes hemos vivido o vivimos en esta casa sino para todo el país. En estos cien años, la Universidad ha sido cuna e impulsora de los más importantes avances en materia docente, científica, artística y cultural de este país. Punto en Línea, y el proyecto universitario que le da cabida ―Punto de partida― es uno de tantos esfuerzos visibles por apoyar la nueva creación que generosamente aloja la UNAM. Así que estamos de plácemes por este cumpleaños, y festejamos como sabemos hacerlo: con un ramillete de colaboraciones para los lectores que nos acompañan en distintas latitudes de la lengua española. Así, este número incluye, en nuestra sección de poesía, una muestra del trabajo de Nazul Aramayo, duro retrato de la realidad de su natal Coahuila y de muchas otras zonas del país. El lenguaje cargado de violencia de Aramayo es un golpe duro pero necesario, una llamada de atención a las “buenas conciencias”. En contraste, en un registro íntimo pero no por eso menos doloroso, dos poemas de Eva Castañeda, de la Ciudad de México. Otra pieza poética brilla en este espacio: la palabra justa de la inglesa Carol Ann Duffy, en versión de Ruy Círigo. También en traducción, “Cuento azul”, de Marguerite Yourcenar, traducido por Mariana Hernández.

En prosa, el jalisciense Diego Arellano comparte con nuestros lectores su cuento “El naranjo”, ganador de  mención honorífica en el concurso estatal “Murmullos en el llano, Juan Rulfo” y la chiapaneca Claudia Morales hace lo propio con “El espejo de Amarilis”. Contamos también con la colaboración, en cuento breve, del colombiano José Gómez Ramos y los mexicanos Gilberto Martí y Carlos Pérez Ochoa, amén de los ensayos “José María Arguedas. La memoria mítica”, análisis a la obra del escritor peruano hecho por el español Faustino López, y “Altura y suelo. Sobre cierta correspondencia entre Schopenhauer y Goethe”, del chiapaneco Raúl Vázquez. En artes visuales, las series de dibujos “Bailados”, de Arturo Sámano, y “Ser” de Claudia Hernández. Completan el número las lúcidas reflexiones de Rodrigo Martínez acerca de Hambre, filme del británico Steve McQueen, y de Álvaro Solís sobre Contracanto, poemario reciente de Iván Cruz Osorio.

Para cerrar este comentario, quiero invitar a nuestros lectores a participar en la nueva convocatoria al Concurso Punto de partida, cuyas bases pueden ser consultadas en la página principal de esta revista.

Sigamos celebrando, entonces, los primeros cien años de la Universidad Nacional.

Carmina Estrada