Números anteriores

No. 29/EDITORIAL 




2010, lo sabemos todos los que habitamos este orbe extenso que es México, ha sido un año difícil, teñido de violencia como ninguno en la historia reciente del país. Sin embargo, la creación literaria joven no se detiene, y hemos sido testigos, desde la trinchera universitaria que representa Punto de partida (proyecto en el cual se inscribe esta publicación digital), del avance de muchos de nuestros jóvenes colaboradores. Algunos han obtenido premios, otros han publicado su primer libro, otros figuran ya en las nóminas de las becas que otorgan la federación y los gobiernos estatales. A todos ellos, vayan nuestras felicitaciones.

Este número de fin de año despliega, en la sección de poesía, un interesante abanico generacional: la obra madura del japonés Yutaka Hosono, director del Club de Poetas de Japón, quien traduce al español dos poemas suyos, junto al trabajo de los mexicanos Leonardo Martínez y Alejandro Massa. En cuento, tres piezas debidas a autores muy jóvenes: “Obiectus”, de Jesús Mejía Vidal, “Celeste”, de Juan Andrés Herrera y “Viuda” de Carlos Pérez Ochoa.

El rubro de ensayo presenta esta vez un bocado peculiar: Víctor Mantilla, estudiante de filosofía en la UNAM, echa mano de las herramientas de su disciplina para conceptualizar la impensable combinación de materias en el chicle con sabor a “payheladodelimón”, y toca de refilón otras gracias como el chocolate con chamoy o el sushi de chile toreado con queso fundido y aguacate, joyas de la “multiculturalidad posmoderna”, en su texto “La gastronomía frankeinsteniana de la posmodernidad”.

La serie fotográfica “Escenarios”, de Emanuel Villavicencio, bien podría estar incluida en la sección de crónica de este número. Se trata del registro gráfico de un viajero, de una serie de estaciones de la mirada. Así, el ojo se posa lo mismo en una escena urbana que rural, en testimonios unificados por  la sensibilidad del fotógrafo. Y como crónica propiamente dicha, publicamos “El diablito de Hannibal”, de Elías Arceo, un extenso retrato de la vida en la Central de Abastos de México, institución que concentra el comercio de alimentos de la urbe y constituye, por su extensión y población, una ciudad dentro de otra.

Esta vez, presentamos dos colaboraciones de crítica cinematográfica: por un lado,  la tradicional reseña de Rodrigo Martínez aborda un filme recientemente exhibido en la Muestra Internacional de Cine: Los niños están bien, de la estadounidense Lisa Cholodenko, que trata en comedia la historia de una familia integrada por dos madres y sus hijos adolescentes, y el encuentro con el padre biológico de los chicos. Por otro lado, el ecuatoriano Juan Manuel Granja analiza con lucidez la obra del gran Alfred Hitchcock a través de su película emblemática, el clásico Psicosis.

Completan este número de fin de año dos trabajos de traducción impecables: “Hiperion”, de Hölderlin, en versión de Alberto Romandía, y “La desaparición de Honoré Subrac”, traducido por Mariana Hernández, y la reseña de Marcos Daniel Aguilar a la novela Hotel DF, de Guillermo Fadanelli

Para cerrar este comentario, reiteramos la invitación a nuestros lectores a participar en la edición 42 del Concurso de Punto de partida, cuyas bases pueden consultarse aquí, y les deseamos un muy feliz cierre de año y un mejor 2011.


Carmina Estrada