Números anteriores

CARTOGRAFÍAS / No. 62-63

Inéditos

  
Retrato tardío de mi abuelo
Sólo cierro con pestillo cuando me masturbo
La vida no es como en las pornos
Postal
París-Beirut, noviembre 2015
Vestirse con los muertos
Coda
Poema entresacado por el azar de un ensayo de Silvio Mattoni
Metafísica I. Efectos adversos.
Incendio en Valparaíso, 2014
Nazi pamphlet: el milagro alemán
Arbeit macht frei
[lunes 3 de noviembre de 2014, La Vanguardia.com]
[martes 4 de noviembre de 2014, Sinembargo.mx. Quinta y última entrega]
[lunes 2 de febrero, 2015. The Clinic.cl]



 
Retrato tardío de mi abuelo

Decirle en el jardín que tuvo
lo más parecido a una vida plena
—callar por respeto que no es posible, que no se puede
tener ahora una vida plena, que no existe algo así como la plenitud.
Que ya lo han hecho mierda todo
hasta la paz de los funerales.

Decirle que tuvo amor, tanto que lo derrochó
y que ese mazo derrumbó al toro que había sido
cuando se trizó el paisaje y nos perdimos en el humo;

decirle que dio sus batallas de la mejor forma posible
—callar, y en ese silencio
saber que esas batallas fueron nuestras.

Decirle que tuvo la ira y la alegría —lloraste
pero ni el dolor de su partida te arrancó del todo de este mundo.

Decirlo aunque no sea más
que otro pequeño engaño
la última finta por dejarle
una imagen feliz en la cabeza.

Aunque no le dure ya ni diez minutos.



Sólo cierro con pestillo cuando me masturbo

Abrir la ventana que da al sur y servir
una taza de té verde; la Villa
parece plácida y el viento entre las ramas
expresa algo parecido al movimiento ahora. Nadie
cruza a la carrera el camino de pastelones
la rotonda con los juegos infantiles
ni acumula latas de cerveza junto a las bancas.

Encender un cigarrillo.

El té sabe bien. Rozo
el costado izquierdo de la barba con la mano derecha
me tiro de más unos pelos. Pongo un disco —dudo
un minuto entre Dinah Washington y Art Blakey.

Lo enciendo. Apago el poema.



La vida no es como en las pornos

La vida no es como en las pornos, el cutis
de la vida está lleno de imperfecciones
hoy preferiría separarme, dijo. Estoy
muy cansado y me duelen los riñones
o la espalda a la altura de los riñones; es lo mismo.
Puede que hasta me deprima un poco en un rato más
cómo saberlo.
El ojo sigue en las fotografías de Quintero
las mangueras industriales sobre la arena
y uno repitiendo por la costa que la vida no es como en las pornos
que nunca te la va a chupar como en las pornos
porque las mareas domésticas no permiten que el cutis
de la vida sea como piel de porcelana
hoy pienso en realidad que podríamos
terminar con todo esto, hacer de tripas corazón o un bulto
con el pañuelo hindú que te regaló tu abuela
y en vez de seguir tratando de leer en inglés
mandarnos a la chucha en castellano antiguo—. El caso
es que arden los ojos y la vida es otra cosa a veces
una porno gris perla de tedio; mejor apagarla
tirar la guagua con la mierda a la basura y olvidarse
del respeto y todo eso que te inventas por las tardes
cuando entra el sol y trepa antes de irse
despidiendo por el ventanal que da al poniente.



Postal

Las parejas, felices
fotografías de un decorado kitsch en la pantalla
sonrisas amplias, tiernas, aún enamoradas
para el público en las redes; pensar y situarse
en el borde de una de esas imágenes
mirar dentro sin ver nada
tan distinto a fin de cuentas del cansancio
el descascarado paso de una relación que se va hundiendo en las arenas
del Magreb.

Atrás pasan veloces los jeeps militares a la caza
de un puñado de migrantes que intentan
abordar Europa en un bote de pesca.




París-Beirut, noviembre 2015

No tiene sentido preguntarse entonces
por el futuro de los huesos;
excavarán no en mucho tiempo nuestros cementerios
como antes violamos los túmulos vikingos.
Voy a tomar mientras este ferry
que no va a ninguna parte
dejaré descansar ahí los libros, posiblemente las preguntas
y pasar revista a la historia de la sangre y el luto de la tinta;
romperá el velo erizado del agua bajo el casco
una gaviota hundida a pique
y otras vez podremos cuestionarnos los motivos
de un lado u otro del río. Las siluetas apoyadas
con expectación en las barandas de la ribera opuesta
(sombras en la lejanía que aumentará la bruma)
podrán entonces levantar su dedo como emperadores
o dirigir más bien su voluntad a ras de suelo
esperando ver rodar una vez más
la cabeza ya sin dientes del gladiador.

Pero no, no son mejores estos muertos que aquellos
ni aquellos mejores o más justos que estos.

Y sobre todo no son tuyos ni son míos.

(Hoy también están detenidas
todas las actividades que tienen sentido).



Vestirse con los muertos

La camisa es de mi suegro
el abuelo de la Tania
muerto de un infarto en su casa de Los Presidentes
—llegué a cerrarle la mandíbula
antes del rigor mortis;
se la amarré con una de las muchas
corbatas que tenía Carlos. Las otras
están en mi clóset, adentro de una bolsa plástica.
El chaleco es de mi abuelo
se le quedó un día a un amigo de mi vieja
y el Bruno lo agarró para no sacárselo más;
él murió
simplemente de viejo
atormentado, me imagino.
No es fácil la demencia
senil y los flashazos
de una inteligencia en bancarrota. Los bluyines
son de Iván
mi cuñado asesinado en Matta con San Diego
de un destornilladorazo en la nuca —las cosas
inánimes
entran en la carne con pasmosa velocidad
abriéndose paso entre las células y los tejidos.
Los calcetines, parece
son de la Tania.
Las zapatillas sí, como la tristeza de Fabio
son mías y nada más.



Coda

Hoy compré dos
caleidoscopios en la calle
—iba a comprar los libros
para el colegio de las niñas.

Uno con cuentas y otro
sólo con espejos.

Las cuentas que distorsiona este último
son la realidad.


De Kintsugi





Poema entresacado por el azar de un ensayo de Silvio Mattoni

Que las combinaciones del lenguaje sean inagotables.
Que el individuo sea casual, pero que se perciba.
Que la lengua sea arbitraria, pero que.
Que nuestro nombre propio.
Que nuestras palabras.



Metafísica I. Efectos adversos.

Este medicamento tiene efectos
secundarios muy similares
a los de otros antibióticos quinolonas.

Algunas de las reacciones adversas más severas
asociadas con la administración de este grupo de medicamentos
incluyen daño neuronal permanente, aumento
en la prolongación del segmento QT cardíaco
torsades de pointes, eventos
del sistema nervioso central como agitación
insomnio crónico, ataques
de pánico

pesadillas y paranoia.

Las fluoroquinolonas han causado daños
en el feto de animales de estudio, aumentando
su peso al nacer, deformidades
de los huesos y un mayor
riesgo de muerte perinatal.

Las fluoroquinolonas se excretan en la leche materna.

El levofloxacino puede ocasionar
un aumento de la presión intracraneal
degenerar en convulsiones y psicosis tóxica.

Por este motivo el levofloxacino está
contraindicado en los pacientes con arteriosclerosis
cerebral o epilepsia.



Incendio en Valparaíso, 2014

[Periodista] ¿Por qué
se vienen a vivir
a este lugar tan peligroso?

[Damnificada] Los pobres
no elegimos donde vivir.

De Poemas de otros





Nazi pamphlet: el milagro alemán

La señora de Mago chic limpia la sucursal de Corpbanca a las 8,30.
El dolor de cabeza. Masco hielo para no sentir hambre.
Los músculos tensos, tirantes
jalan mi cabeza hacia abajo. No tengo dinero.
Gasto aire, tiempo. Gasto el aire de alguien.

No tengo dinero.
Masco hielo para no sentir hambre.

Rewind.

Veo la sonrisa iridiscente de Patricia Maldonado, las lentejuelas.
Gloria Simonetti canta "Ojalá" en Radio Chilena.

Alguien se calza unos Ray-Ban y sube a la C-10.



Arbeit macht frei

El número de mi tarjeta de crédito.
El número de mi carnet de identidad.

Mi número de cliente, mi banda magnética.

Mi plástico está vencido
me detuvieron por la mañana
pasé unas horas en el maletero
de un auto sin patente.

No soy sujeto de crédito.

(A muchos se les terminan
por soltar & caer los dientes;
la electricidad tiene también
caminos misteriosos como Dios).


De Chacarilla 77





[lunes 3 de noviembre de 2014, La Vanguardia.com]

La policía ha informado que una niña de tres años del estado de Ohio
se encuentra en estado crítico tras recibir un disparo en la cabeza

por parte de su hermano mayor de cuatro años
que encontró un arma en un vestidor según informan fuentes policiales.

El disparo se produjo el domingo pasado alrededor
de las 10 de la mañana en Lorain

a unos 48 kilómetros al oeste de Cleveland.

La policía ha asegurado que los niños estaban jugando
solos en una habitación cuando encontraron la pistola.

El padre estaba sosteniendo en brazos a la niña cuando llegaron los agentes.

El niño estaba llorando y repetidamente decía a un policía que lo sentía.

El capitán de la policía, Roger Watkins

ha manifestado que se está investigando lo sucedido
para determinar si se presentarán cargos criminales.



[martes 4 de noviembre de 2014, Sinembargo.mx. Quinta y última entrega]
 
A las 2:40 de la madrugada

del 27 de septiembre soldados

del 27° Batallón de Infantería, apostado

en Iguala, se encontró

con dos hombres muertos entre Periférico Norte

y la calle Juan N. Álvarez.

La agitada noche para los funcionarios de la Fiscalía
continuó en el sitio. Había abandonados

una camioneta Nissan modelo Urban, tres autobuses —dos
de la empresa Estrella de Oro y uno

más de Costa Line, así

que eran los camiones

tomados y usados

por los alumnos de Ayotzinapa—, un Chevy

una moto Yamaha
                                 una camioneta Ford
                                                                     y un Pointer de Volkswagen.
Todos los vehículos estaban
agujerados por bala

presumiblemente                      calibre .223
propio del fusil AR-15.              Y dos

cadáveres más:

Daniel Solís Gallardo
y Julio César Ramírez Nava.

A la misma hora, 2:40 de la mañana

un agente del Ministerio Público recibió una llamada telefónica
del Hospital General Jorge Soberón Acevedo —recuérdese

la llamada anterior realizada desde la misma clínica
dando parte del ingreso de 11 heridos, todos
relacionados con el equipo de futbol
Avispones de Chilpancingo.

A las seis de la mañana

a nueve horas del primer tiroteo en el que emboscaron a los estudiantes de Ayotzinapa
policías municipales comparecieron por primera vez ante el ministerio público.

A la vez

142 agentes de Iguala fueron presentados

en el Cuartel Regional de la Policía Estatal con sede en Iguala.
 
Siete testigos identificaron físicamente a sus agresores
y 13 más aseguraron que sus atacantes

fueron policías municipales

quienes de acuerdo con la investigación dispararon
contra los muchachos en al menos 193 ocasiones.

Diecinueve elementos dieron positivo a la prueba de radizonato de sodio
con lo que se acreditó                                         según el fiscal

que en las horas inmediatas anteriores al examen

dispararon armas de fuego.
 
Las armas disparadas por algunos de ellos
compaginaron en el laboratorio de balístico
con las balas extraídas a los cadáveres.

Los inculpados están presos

en el Centro de Reinserción Social de Las Cruces.

Los soldados siguieron por la brecha

de terracería conocida

como Camino del Andariego, una terracería
arriba de la Coca Cola
en la Ciudad Industrial de Iguala.
Eran las 9:30 de la mañana
cuando vieron el cuerpo

de Julio César Mondragón Fontes:

playera roja, pantalones de mezclilla azul.
 
Caminaron al bulto y descubrieron
su cabeza sin rostro

con los ojos arrebatados de las cuencas.

Se le apreciaron múltiples contusiones
en distintas partes del cuerpo

se determinó como causa de muerte
edema cerebral

por múltiples fracturas de cráneo
producidas por agente contundente.



[lunes 2 de febrero, 2015. The Clinic.cl]
 
El juez Hernán Crisosto condenó

hoy a penas de prisión a 78 ex agentes

de la policía secreta de Augusto Pinochet
por el secuestro calificado de Miguel Acuña
detenido desaparecido en 1974

una de las víctimas de la llamada
Operación Colombo.

En el juicio por la desaparición de Acuña, el juez
de la Corte de Apelaciones de Santiago
dictaminó penas de 13, 10 y 4 años

para los 78 ex agentes de la temible
Dirección de Inteligencia Nacional
informaron fuentes judiciales.

Entre los condenados a 13 años

de presidio mayor en su grado medio
están Manuel Contreras

César Manríquez Bravo

Pedro Espinoza

Marcelo Moren Brito

Miguel Krassnoff y

Raúl Eduardo Iturriaga Neumann.

Contreras, ex jefe de la DINA
acumula penas por 467 años de prisión
tras ser condenado en decenas de juicios
por violaciones a los derechos humanos.

De hecho, el pasado 8 de enero

Contreras fue condenado en el marco

de la misma operación a otros 13 años por la muerte
y desaparición de Bernardo de Castro.

En tanto, Krasnoff y Moren Brito
acumulan condenas por cerca de 300
años de cárcel.

Los demás involucrados como autores

y cómplices de la desaparición de Acuña Castillo

que apareció en listas de víctimas tanto en Chile como en Argentina
tendrán penas de diez y cuatro años.

En la sentencia del juez especial de este caso

de violación a los Derechos Humanos

se señala que mientras Miguel Acuña era militante
del Movimiento de Izquierda Revolucionaria

fue detenido por agentes de Pinochet.

Los miembros de la DINA lo secuestraron en una camioneta
y lo trasladaron a Londres 38, un recinto clandestino

de detención

tortura y desaparición.

Durante la estadía de Miguel Acuña en el cuartel de Londres 38
permaneció sin contacto con el exterior, vendado y amarrado

siendo continuamente sometido a interrogatorios bajo tortura

por agentes de la DINA que operaban en dicho cuartel con el propósito
de obtener información relativa a los integrantes del MIR
para proceder a la detención de los miembros
de esa organización, señaló

el dictamen del juez.

En julio de 1975 apareció un listado de 119 chilenos
fallecidos en el extranjero, en supuestos enfrentamientos
con fuerzas de seguridad o por rencillas
entre ellos mismos.

Los 119 nombres, que incluyen a Miguel Acuña

corresponden a las víctimas de la Operación Colombo

un montaje de la dictadura para encubrir sus desapariciones

que contó con la colaboración de las dictaduras militares de Argentina y Brasil
donde se publicaron ediciones únicas de dos periódicos

Lea y O Novo Día

en los que se afirmaba que las víctimas murieron

en lucha entre facciones internas del MIR.

La Operación Colombo es considerada

el primer episodio de la Operación Cóndor

una coordinación entre las dictaduras militares del Cono Sur
para eliminar opositores.

Las publicaciones que dieron por muerto a Acuña Castillo
tuvieron su origen en maniobras de desinformación
efectuadas por agentes de la DINA en el exterior

explica el documento de la Corte de Apelaciones.

Durante la dictadura de Pinochet, según cifras oficiales

unas 3.200 personas murieron a manos de agentes del Estado
de las cuales 1.192 figuran aún como desaparecidas

y más de 33.000 como secuestrados
                                                      torturados
                                                                 y encarcelados por causas políticas.

De Procedimientos




 

De Las puntas de las cosas                              De La noche del zelota