Números anteriores

MINIFICCIÓN / No. 51


 

Una noche / El viajero



Nezih Einar

 


Una noche

Llaman a la puerta. Su silbido es armonioso; fúnebre. Una tonadita que recuerda un entierro o algo así. Abro y la figura se escurre como una sombra. Su seno enrojecido parece herido por la misma sangre. Inmediatamente reacciono y busco un paño para frenar el fluido sanguinolento. Presiono y un ligero chillido se escapa de su boca.

Masculló una frase que no alcance a oír hasta que la pronunció con su último aliento, “Cuida de ellos; dile a los niños que los amo”.



El viajero

Esbozó una sonrisa. El trayecto es como abandonar una espada en medio del camino, pensó, cansada y roma. La noche suele cerrar la visibilidad y, éste, acostumbrado a andar a tientas como si caminara por el humo, avanzó hasta que el sonido de su pensamiento emitió un ligero chillido, no muy grave, como el impacto de un alfiler sobre el cristal:

Suele decirse de los viajeros que una sombra los persigue. Aunque al final, el camino se prolonga hacia un semi-luz que sólo pudieron ver al final de la noche, al amanecer.

La sombra despertó.

Tuvo una pesadilla: un viajero la asesinaba en medio de la oscuridad devastadora.

 


Más cuentos breves aquí...

 

Ilustración:
humusak2 www.freeimages.com
 


Nezih Einar (Villahermosa, Tabasco, 1989). Estudió Psicología en la Universidad Juaréz Autónoma de Tabasco. Ha colaborado en la columna “La huella ocular”, en un periódico semanal de la región, y en la revista electrónica Hey Tabasco. Obtuvo una mención honorifica en el Concurso Universitario de Poesía 2013.