Números anteriores

NAGARA / No. 54


 

Nagara

 
 

 


¿Cual es la realidad?

Juan Luis Martínez

 

DESTELLOS DE VANIDAD

Calcetines agujereados en el bote de ropa sucia, en los cajones y  en la lavandería. Nunca aprendiste a remendar. Se te enreda el hilo. Hay una cajita de costura que ocultabas entre las macetas. Resistía los malos tiempos, el embate de los gatos, las guarradas de los vecinos. En ella también una rueda, varias postales y la historia de la anciana que aprendió a leer a los ochenta y que en un par de años dominaba la jerga médica del alemán y el chino. Por la orilla del muro se acerca alguien, le llaman Marcel, aunque su verdadero nombre es Juan Luis. Mi hermana asegura que a Marcel–Juan Luis le gusta poner las fotografías de cabeza para evitar quemarse la lengua y contraer matrimonio antes de saber rasurarse.

 


DOBLES DEL CENTRO

Ella pasó un verano haciendo origami. Se tumbaba en un tapete y armaba treinta piezas al día. Estaba en el paro. Comía semillas y arroz blanco. Llevaba muy poco en esa casa. Los vecinos la saludaban con sus perritos en los hombros. Le debía dinero a su familia y sus amigos le debían a ella. Podría decirse que estaba atrapada. A ella le gustaba eso. Permanecer atrapada pero sin ningún vigía. Cuando se comunicaba con sus hermanos describía origamis que nunca había hecho y que en realidad eran imposibles de hacer. A su hermana mayor le prometió una pieza que fuera un libro pero también un tiradero de botellas de plástico y una vieja ciudad de la frontera.

 

 

EL LENGUAJE DE LA MODA III

La primera vez que se presentó al juzgado para cambiar su nombre fue en 2011. Codex Seraphinianus le dijo al juez que no entendió las palabras y dedujo que era una broma. Apareció una segunda y tercera vez. La cuarta optó por el nombre de Luigi Serafini, el juez estuvo a punto de consentir pero ese apelativo le sonó a corredor de autos y él sabía que Juan Luis nunca había aprendido a conducir. Así que Juan Luis se resignó a su nombre que lo hacía sentir como una especie de muñeco al que le borraron la cara.

 


JUAN XXIII

¿Un atlas o un artefacto? ¿Una carta astral o un artefacto? Sí, la pregunta es ¿un telégrafo o un artefacto? ¿Un artefacto como los de Nicanor? ¿Cuál Nicanor? En nuestras Américas jamás ha existido un Nicanor Parra ni sus inventos para desorientar a los policías y a los santos pontífices. Si acaso hay noticias de la aparición de algunos caballos, de La Nueva Novela  y un compendio de los calendarios que utilizaban en las bibliotecas especializadas en poesía chilena. Reitero ¿números romanos o números arábigos o un artefacto.

 


LA NUEVA NOVELA

Cuestionarios e instrucciones. Repase los últimos dos o veinte o doscientos libros de poesía latinoamericana (actual) (sin saber exactamente cómo se mide la actualidad)  que usted ha leído. Destrucción de las certezas y manuales contra los apocalipsis que nos prometieron el cine y las caricaturas.

- Carlos Marx fue un satanista?

- Prolongue una línea recta al infinito:
  Qué encontrará al final?

- Dado un muro ¿qué pasa detrás?

- Medir en décimos de segundo el tiempo que se necesita para pronunciar la palabra “eternidad”.

- Fije en su mente, antes de dormirse, dos puntos cualesquiera del espacio y calcule el tiempo que se necesita,
  durmiendo, para ir del uno al otro.

- Un aviador de veinte años de edad da la vuelta a la tierra con tanta rapidez, que “gana” tres horas por día. ¿Al
  cabo de cuánto tiempo habrá vuelto a la
  edad  de ocho años?

- Encuentre en qué estriba el vicio de construcción del siguiente silogismo:


Mortal era Sócrates.
            Ahora bien, yo soy parisiense.
                Luego, todos los pájaros cantan.


- Si La Transparencia se observara a sí misma, ¿Qué observaría?

- Si La Proximidad se acercara un poquito más a las cosas, se convertiría en las cosas.*

 

 

 


Jorge Posada (San Luis Potosí, 1980). Es autor de Costa sin mar (UAM, 2012), Adiós a Croacia (Zindo & Gafuri, 2012) y La belleza son los aeropuertos vacíos (Liliputienses, 2013). Tiene el blog <http://costasinmar.blogspot.com>

*Los nueve fragmentos anteriores pertenecen a La Nueva Novela.

 

 


Juan Luis Martínez (1942 – 1993). Poeta y artista visual chileno.